18.4.08

El mejor sistema político bajo mi consciencia racional

En un principio estuvo el empirismo.
Más tarde llegó el racionalismo, y las aptitudes racionales.
Después llegó la racionalización del empirismo, y con ello la racionalización de lo irracionalizable, lo absurdo.
Cuando el absurdo se divide nace el debate, ante la urgencia de racionalizar la puesta en marcha de acciones que atañen lo irracionalizable.
Puesto que el pensamiento humano es parte racional y parte humana, y por tanto independiente de un lazo organizador y común, sujeto a una explicación plausible de un todo, los humanos tenemos parte irracional.
Como los humanos nos relacionamos surgen problemas y soluciones. El problema urge la respuesta racional para la acción, que es la solución. Pero como el problema nace de la relación humana (y por tanto incluye la irracionalización), todo problema incluye un debate.

El debate es característicamente humano, es justo lo que nos hace humanos, fuera del principio racionalizador y creador, que puede tener la física o un Dios, respectivamente.
La opinión es la parte proporcional directa del debate repartido en sus posibles respuestas. Claro está, la respuesta en si proviene de un problema humano, y por tanto la misma es en si misma humana, con su parte racional e irracional. Esto quiere decir que no existe respuesta verdadera fuera de lo humano, no existe una verdadera solución al problema puramente humano. ¿Quien debe ganar el debate entonces?

Toda solución, como ya he dicho, tiene parte racional e irracional por su vertiente humana. Sin embargo la separación no es ni mucho menos del 50%, inclusive puede que no tenga siquiera porcentajes de división en ambos rasgos meramente lingüísticos. Es racional pensar que la solución más racional sea mejor que la más irracional.
Sin embargo muchos aspectos racionales dentro de lo humano son en si irracionales, convertidos en racionales por la cultura. Y está polivalencia es, a lo sumo, valida solo en el momento de su aplicación.
Teniendo en cuenta que la solución atañe al problema, y este es humano, lo racional y lo irracional se dividirá en cuanto el humano tenga en si mismo diferenciadas estas concepciones. Pero cada uno de nosotros es diferente en esta bivalencia, por lo que lo racional será lo que sea más racional para los humanos.

El debate tiene por tanto que mostrar los dos puntos de vista para abrir la mente introducir en las dos concepciones las opiniones, para que el sujeto, más tarde, pueda crear su respuesta racional.
El conjunto de respuestas racionales conformará la solución que más racional sea en el conjunto de lo humano (suma de los individuos), y será la respuesta más racional (no racionalmente pura, pues eso no existe dentro de lo humano).

En resumen, el debate tiene que mostrar por igual todas las posturas, dejar libre al pensamiento, actuar en democracia y cada poco espacio de tiempo.

Pd: Es mi explicación de porqué la democracia es la mejor forma política posible (y no la menos mala).

4 comentarios:

  1. Anónimo8:25 p. m.

    has pagado ya la cena a la Raposica de Naval?

    ResponderEliminar
  2. Pues no.
    No, no.
    Creo que le da repelús cenar con un españolista que sale en las firmas junto a otros enemigos.

    Y es una pena, porque a mi lo que me gusta es el riesgo y hablar, sobre todo hablar mucho. A mi edad, que ya nos prohíben hasta comer jamón, incluso de Teruel, solo nos queda hablar.

    Pero ella no quiere ni hablar.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:14 p. m.

    por quje tienes que estar hablando sobre eso si se estas hablando de la democracia ha esto esta mal chicos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:17 p. m.

    si tienen la razon por que siestan hablando de una cosa importante no tienen que por que estar habnlando que si ha pagado la cena de raposica de naval

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.