5.4.08

Cómo hacer un ejercicio de relajación y respiración numérico

El otro día comentábamos sobre un ejercicio de respiración básico. Hoy vamos a intentar hacer un ejercicio que suma la relajación y la respiración, obteniendo unos resultados bastante profundos en poco tiempo.
Hay que estar tumbados en una lugar cómodos, a una temperatura algo cálida, con ropa ancha y que no esté ceñida, en una habitación sin ruidos y con poca luz.
Cerraremos los ojos.
Empezaremos simplemente por respirar profundamente e ir notando la respiración, notar como entra el aire en los pulmones, como lo retienes unos segundos hasta que te produzca molestia y como lo vas soltando muy poco a poco. Inspiraremos por la nariz y expiraremos por la boca ligeramente abierta.
Este ejercicio de respiración es el básico, el que vamos ahora a repetir constantemente en el ejercicio de relajación.
Una vez que ya te sientes bien en tu situación, tumbado, tranquilo, ligeramente relajado, vamos a escapar unos minutos de todos tus pensamientos.
Vas a realizar este mismo ejercicio de respiración, pero imaginándote que a la vez que inspiras aire vas creando (hinchando) en tu mente, dibujando en tu pensamiento, el número 1. Como si lo estuvieras escribiendo con el aire que inspiramos.
Una vez terminada la inspiración debe estar construido el número 1.
Aguanta unos segundos el aire.
Empieza ahora a expulsarlo, y a la vez imagina que se está desinflando el número 1, se está borrando de tu mente, como si de un globo se tratara o como si se estuviera vaciando el número de el líquido que le da forma.
Bien, repasa todo lo comentado, ya ves que es muy sencillo.
Continúa ahora con el número 2, haz el mismo ejercicio anterior pero imaginándote que construyes en tu mente el número 2, y que después se desinfla totalmente hasta desaparecer.
Repite el ejercicio con todos los números hasta el 9.
¿Te sientes mejor, mucho mejor, más relajado?. Perfecto.
Todo el conjunto del ejercicio lo puedes repetir tantas veces como quieras, pero funciona desde un solo conjunto de ejercicios del 1 al 9.
¿Qué hacemos con el cero?
Tú mismo, lo puedes añadir al final si lo deseas, pero empieza siempre por el 1, es el más sencillo de crear en la mente. Y eso si, créalos tal y como tú los escribes. Como habrás observado, mientras creas los números en tu mente, no puedes pensar en otra cosa que no sean notar la respiración y eso es precisamente lo que consigues, abandonarte para sentirte de modo natural.
Si no puedes hacer los ejercicios tumbado en un lugar cómodo, se consigue también parte de sus beneficios, simplemente sentad@ y cerrando los ojos mientras se completan los ejercicios.
Coméntanos cómo te va con este ejercicio. Comparte tus experiencias para que todos sepamos un poco más cómo relajarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.