8.2.08

El infierno

A mi me gustan los Papas así, con dos bemoles bien puestos.
¿Quien mejor que un Papa para saber si el infierno existe o no?, es lo lógico, el Jefe de cada empresa debe conocer todos los rincones de la misma, y si no mal Jefe tenemos.
Yo me alegro por lo del infierno, porque estaba en un sin vivir la verdad, el cielo pues bien, pero como yo ya se que no voy a tener esa suerte, pues no se, quedarme en la nada me jodía.
Así al menos se que estaré rodeado de canallas y de personas de mala vida que son las más entretenidas. Ya que es eterno, al menos que uno no se aburra ¿no?.
No me voy yo rodeado por siempre jamás de Ángeles y señoras de rosario diario, eso por mucho cielo que sea, debe ser un coñazo tremendo.
Saber que el infierno no está vacío es además un detalle porque indica que hay malos, que han existido malos, y ya sólo nos faltaría, esto entre tu y yo, que el Papa nos diera alguna pista, no se, unos pocos nombres de habitantes del infierno para estar seguros de que tenemos caché para entrar, no vaya a ser que para poder estar calentito hay que ser mucho más malo de lo que nos imaginamos todos aquí.

La última frase del Papa si que me ha mosqueado.

"El Papa ha pedido a los fieles no sólo ayuno de comida sino también de palabra y de escuchar y ver medios de comunicación."

Joder, no se, parece el Ramadam más que una Cuaresma del siglo XXI ¿no?, lo que no deja claro es si la Cope entre en las abstinencias o esta cadena de radio tiene bula. Yo por si acaso no la escucharé, no vaya a ser que vaya al cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.