9.1.08

La mentira del IPC

Con mirada de picardía, el IPC le engaña con otro.
Usted lo habrá escuchado muchas veces, el IPC es mentira, y lo habrá notado en sus bolsillos ¿verdad?, pero…
¿Donde está el engaño?
Realmente el IPC se basa en unos productos de una lista que en teoría son los que componen la cesta de la compra total de una familia.
Pero los hay que saben cocinar los números y les pagan para ello.
Mire si el gas ciudad sube un 10% en octubre y baja un 10% en marzo, el IPC de este componente es cero. Pero en cambio para su bolsillo es una barbaridad porque precisamente le ha subido los meses en los que consume ese producto. Esto mismo pasa con las gasolinas, que tienden a subir en verano que es cuando má se viaja.
Ahora estamos en periodo de rebajas, esto supone que por mucho que a usted le parezca que ha subido todo, el IPC saldrá justito o a la baja porque tienen en cuenta las diferencias de precios de las rebajas. Pero es posible que usted no compre en rebajas, con lo que su IPC le ha subido un riñón y no lo va a cobrar en el sueldo. Las rebajas desaparecen, y se producen las subidas de precio de esos productos en el IPC, pero el suyo propio no ha podido recoger las subidas de enero porque han quedado absorbidas por las rebajas. Gran invento este de incluir las rebajas en el IPC, que se lleva produc¡endo no hace muchos años.
Ya, gran invento para los que lo han inventado, no para usted.
Mover estos IPC es lo que podríamos llamar "cocinar la economía".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.