7.1.08

Champiñones crudos

Hace meses que no pongo recetas, así que hoy les coloco una para variar un poco.
Si nos los han probado, lo intenten, que merece la pena.
Compren unos champiñones gordos, duros y a ser posible de estos que venden ahora un poco más oscuros y que tiene algo más de sabor.
Corten en rodajitas finas el champiñón olvidándose del pie, minutos antes de servirlo.
Lo extiendan en una bandeja y ahora opten por diversas variables.
Bien rocíen con unas gotas de limón todo el plato y rieguen con aceite de oliva virgen después para pasar a añadir unos granos de sal a ser posible gruesa. Punto.
O bien pongan por encima de las láminas un queso fuerte recién rallado, sirve muy bien un gruyere autentico o un manchego seco o un roncal, y también en este caso rieguen todo el plato con aceite de oliva virgen extra.
Como tercera opción, metan en un bote pequeño dos dedos de aceite de oliva de calidad, un puñadito de sal al gusto y una cucharadita de mostaza de Dijón, la de los granitos. Cierren el bote y empiecen a moverlo con rabia contendio. Cuando esté todo mezclado lo distribuyen por las láminas de champiñón y a servir.
¿Vino?, ¿que tal un Albariño?.

3 comentarios:

  1. Anónimo11:34 p. m.

    me parece super pensé que no se podían comer crudos.

    ResponderEliminar
  2. Si, pero sin pasarse y cortados muy finos.
    No son excesivamente buenos para estómagos delicados. Pero están muy buenos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:12 a. m.

    otra opción es marinarlos durante diez minutos en sal,aceite y vinagre de módena....con tallo incluido...servirlo en una ensalada o como aperitivo!!! LA BOMBA!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.