22.12.07

Un líder para el siglo XXI

La figura del líder nuevo requiere de unos elementos también nuevos en su forma de trabajar, en su manera de alcanzar el liderazgo. Ya no sirven los esquemas del siglo pasado, porque los ciudadanos exigen de distinta manera las cosas, se necesita pues una figura alejada de los estereotipos comunes, capaz de saber empatizar y de tener capacidad de formas equipos más que de lideras en solitario la lucha. Pongo algunos ejemplos del nuevo mensaje.

Renovación y cambio
Relanzamiento y entendimiento
Mostrar todos los proyectos para sumar
Hay que contar con todos en los momentos de cambio
Todos tienes que tener su propio espacio
Hay que prepararse para futuros éxitos desde los fracasos
Nuevas maneras con más diálogo
Todos tienes que trabajar sin exclusión, solo se deben excluir los que así lo deseen
Hay que valorar más, el trabajo de las bases de los edificios
No conozco todas las claves, por eso es fundamental formar equipos potentes
Hay que trabajar potenciando lo que nos une
Las nuevas personas tienen que tener el respaldo de todos
En la nueva sociedad deben tener cabida más mujeres y más jóvenes
Se debe tener la máxima diversidad posible
Respeto máximo a los que nos precedieron
Hay que buscar un modelo sin fisuras
Si todos nos creemos el cambio, el cambio será posible.

En estas cortas frases he intentado reflejar desordenadamente lo que debe ser un mensaje nuevo, de participación, de formación de equipos de trabajo eficientes, de colaboración con todas las ideas porque todas suman, y de respeto a los que antes de que el nuevo líder llegara a su puesto habían ido construyendo un edificio que sirve de acogimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.