31.3.07

Los hijos buenos adolescentes

Los hijos son una bendición. Sobre todo para ellos mismos. Si además son adolescentes y buenos, el problema puede ser tremendo. Porque un hijo malo, complicado, pues es lo que tiene, que uno lo asume como un problema y lo soporta como un reto cuando no como una lucha cruel contra las circunstancias y la sociedad. Pero si el hijo es de los del montón y está en la edad de joder, estás perdido.
Hoy el mío, un hombre muy cabal y serio, buen estudiante y mejor hijo aunque nos tenga dominados con sus sentencias, me ha dicho en total broma (¿?) pero conteniendo esa acidez propia de la edad, que debería tener un frigorífico en su cuarto. No lo he dicho todavía, pero su cuarto era el mío, mi despacho, que ahora como él estudia se ha convertido en el suyo.
En un gozo verlo en mi mesa de despacho, pero cuando veo por encima pañuelos usados, botes de CocaCola vacío, y vasos en número mayor de dos, me entra un no se qué, que me corcome por dentro. Mi/su mesa era nueva cuando dejó de serlo, pero nueva de nueva. Ahora sigue siendo nueva pero parece vieja. Yo tenía un orden especial, nadie lo entendía pero existía, y en eso me ha copiado, pero como estudia, lo hace (el orden) de manera más perfeccionada. Ahora es mucho más desentrañable que el mío, tan complejo como sus problemas matemáticos de economía.
Lo peor es que como tiene 18 años, ya no se puede razonar con él, porque me gana. Bueno yo soy muy cabal y complejo en mis razonamientos, muy terco incluso y rígido en mis posiciones de padre. Pero me gana.

27.3.07

Zapatero va a responder a 100 preguntas

Hoy el Presi va a responder a 100 preguntas de otros tantos ciudadanos de este país, elegidos parece que al azar entre los voluntarios que se han presentado, pero utilizando un mecanismo de corrección para que existan preguntas de todo tipo y desde diferentes segmentos de la población.
Es decir que la han cocinado.
Puede que salga paella o puede que salga sopa de pan, pero en cualquier caso seguro que al menos una docena de las preguntas serán interesantes y al menos media docena de las respuestas también.
Yo no espero mucho, porque no me gusta el formato. Lo dije algunos post anteriores, y con el agua que está cayendo creo que lo lógico no es que el vecino del quinto pregunte sino que el "Jefe" responda a todos desde su opinión y desde su postura, porque es el que dirige el cotarro le guste a él o no. Que yo creo que si.
Esta fórmula es bonita para tiempos de bonanza social y tranquilidad ideológica, pero en estos meses lo que cae son pedregadas como huevos.

La muerte

Hoy un conocido cliente ha reventado literalmente en sollozos cuando le he preguntado que tal llevaba el día. Su padre había fallecido hacía una semana.
Era una persona muy mayor, pero la muerte para cada uno de nosotros no conoce ni edades ni momentos. Muchos no nos preparamos para la muerte, ni para la nuestra ni para la de los seres queridos que nos rodean. Y rompemos la vida cuando nos llega la muerte a través de alguien querido.
Sabemos que nos llegará, pero como en muchos casos, siempre pensamos que eso les sucede a los "otros".
Prepararse para la muerte es una asignatura pendiente, que debemos tener claro sin que nos duela en el alma, y sin que sea algo que debemos omitir de nuestros pensamientos, porque es inevitable y lógico. Es además esta, la única forma de vivir mejor y más cada momento de nuestra existencia.
Tenemos el presente, tuvimos el pasado, pero no sabemos si tendremos el futuro. Por eso y en su justa medida debemos vivir cada instante, cada momento que nos regalamos a nosotros mismos.

Yo esta noche pienso hacer par ala familia un arroz indú con especias orientales y una pizza de salami, regado con un pajarilla del año algo dulce.
Si cocinar es lo que me gusta, no puedo hacer otra cosa que compartirlo con los que más quiero y que ellos me ofrezcan su opinión. Reunirnos en una mesa y hablar del día a día sirve para demostrar que seguimos vivos.

26.3.07

Un Parque con dos bemoles

La "inteligencia social" es un libro y una forma de entender las cosas. Goleman sabe lo que dice y es posible que si hubiera visto el cartel antes de la pintada hubiera sabido como yo que tenía los días contados.
La verdad es que siempre pensé que la doblarían porque el poste que la sujeta no es muy fuerte, pero han optado por la acción más cochina, porque los incívicos es lo que tienen, que con tal de manchar se les hace la boca agua.
Este parque lleva años formado y dejándose disfrutar, pero creo que sin nombre. Y un día le pusieron la placa a modo de bautizo. Yo en cuanto la vi me dije, mecachis que mal elegido ha sido el nombre. Pero el Ayuntamiento es lo que tiene, que a veces no ha leído a Goleman.
Está el parque entre dos iglesias cristianas de distinta ideología y dos colegios concertados que no es que tengan nada que ver los críos, pero que conforman las paredes del parque rodeando al nombre y eso marca.
Yo no creo que el nombre haya sido puesto a modo de provocación, pero (para que lo diga yo) lo parecía.
El susodicho homenajeado no se merecía este lugar, pero sí cualquier otro, sin duda.

Mirando al cielo

Miran al cielo en busca de soluciones, pero solo lo hacen las estatuas de piedra, porque los demás parece que nos miramos a los ojos con odio, en busca del enemigo.
Estamos en épocas de enemigos, pero nunca de amigos, crecen los odios pero no los besos, no los abrazos y las palabras de afecto. Todos parecemos borregos a la orden del grito del pastor y de los perros, pero nunca pensamos en que los pobres corderos mansos terminan siempre degollados.
Manda el dinero, y es curioso porque no sirve mas que para gastarlo, y es que los más tontos no saben incluso ni hacer eso tan simple que es emplearlo en algo importante.
Me importa muy poco saber quien tiene razón en estas batallas de necios, porque lo grave es que no existirá remedio para tanto desatino como el que se está formando.
Mientras la estatua que recuerda a Rubén Darío sigue agarrando la estrella de la luz, por si algún día le permiten iluminar la felicidad de los demás, aunque sea a través de sus palabras.

23.3.07

Salou. el pueblo aragonés más turístico

Según los últimos estudios sobre turismo en Aragón, la ciudad turolense de Salou es el núcleo que más turistas recibe al año de todo Aragón. Le siguen muy de cerca las localidades turolenses de Cambrils, Pineda, Miami y la oscense de Jaca.
Un gran éxito de la política turística del Gobierno de Aragón y de sus dirigentes que cada día más intentan crecer en población y recursos, una vez que hemos perdido el Monte Aneto, trasladado de sitio por el Gobierno Catalán (Generalitad) en un esfuerzo de los que no están escritos todavía, aunque todo se andará.

19.3.07

La chimenea de Utrillas

Cambiar la chimenea de sitio costó un enorme esfuerzo. Pero pasito tras pasito, despacho tras despacho se convenció a los que tenían que pagar que era todo un símbolo de muchos años y una señal de identidad del barrio.
Nunca Montemolín hubiera sido nada sin la Estación de Cappa, sin el Matadero Municipal, sin el Palacio de Larrinaga o sin la primera línea de tranvías.
Pocas zonas quedan en Zaragoza con tantos edificios importantes en su historia reciente que todavía sobreviven a la escavadora. Creo que algunos será por poco tiempo, porque las modernidades avanzan, y algunos de ellos están ya temblando. El antiguo reformatorio, lugar con una capilla que nadie conoce y un jardín semienterrado que es único en algunos de sus ejemplares es una muestra. Se destrozó la Estación de Utrillas para hacer un bonito gimnasio, o la estación cercana a la Granja Experimental (más bella todavía) porque molestaba a no se quien. Caerá la vieja fábrica de Giesa porque los pisos todo los pueden como cayó el frontón de la calle el Matadero o el cine Roxy. ¿Porqué nadie fue capaz de entender que Montemolín debería seguir existiendo como unidad y nunca repartida y tragada por otros dos barrios que no le dicen nada de nada?


18.3.07

El pan

En el descubrimiento de nuevos sabores, en la multiculturalidad que nos rodea pero que también nos enriquece si la sabemos conllevar, hace entrada poco a poco los nuevos panes, las novedosas formas de entender un alimento tna básico como el pan.
Tenemos la suerte de probar ya, panes árabes de diferentes formas y sabores, turcos o griegos, pero también la famosa baguette lleva entre nosotros muchos años sin olvidar la imitación a los panes americanos a través de restaurante rápidos.
En mi barrio abrieron una tienda franquicia gallega y además de ofrecer diversos sabores de empanadas, lo ofrecen de panes de su tierra. Una gran superficie de alimentación te ofrece panes de hogaza catalanes ideales para tomate y jamón o para los típicos mallorquines de pan an oli.
Algunas cosas mejoran, hay que ser optimistas muchach@s.

17.3.07

La teoría de los círculos

Yo de pequeño, incluso de joven pequeño, pensé que el mundo se componía de almas que como círculos giraban en el espacio mental, y que a veces se encontraban con otros círculos por casualidad, otras veces se entremezclaban e incluso otras se pegaban (de adherir) y se quedaban miles de vueltas juntos.
Incluso llegué a pensar que esa teoría que me iba a salvar del mundo, la había descubierto yo.
Sigo pensando lo mismo pero en fino y depurado. Los años, que van haciendo estragos.

Ahora estoy en la posibilidad de encontrar un círculo nuevo que se cruce en mi camino y me vaya cortando en ciertos momentos, aportándome parte de sus circunstancias lo cual estoy seguro me enriquecerá. Somos tan débiles que dependemos de casualidades que no controlamos. Si este cruce de círculos funciona, y me enriquece en algo, será por tal cúmulo de casualidades que no podría explicar bien para que se entendiera, ya que me quedan unos 1.680 años para ser como Saramago.
Vosotros estáis en la misma tesitura. Dependéis de casualidades impredecibles e incontrolables. Luego ¿quejarse para qué sirve?, simplemente hay que esperar a que llegue el círculo y te roce. Eso si, que te pille trabajando para que te des cuenta y no lo dejes escapar sin darle un abrazo.

9.3.07

Queridos intelectuales;

Queridos intelectuales;
Espero que al recibo de esta están bien y con fuerzas, porque hace mucho que no les oigo gritar y eso me preocupa. Ustedes, gentes de todas las ideas políticas pero gentes aprendidas y conocedoras de las reacciones humanas, son personas que saben perfectamente lo que está sucediendo, lo que debe suceder y lo que no debería nunca de haberse salido del tarro de las esencias de la educación social para no revolver el avispero.
Por eso no les entiendo en su silencio, no les comprendo en su ensimismamiento, porque yo se que ustedes saben.
Yo entiendo que estén quemados, incluso que estén muy socarrados, es lógico además, pero incluso en esos casos, es su obligación dejar de lado sus calores y rescoldos y salir a dar la voz al aire porque es que si no, parece que sólo los que gritan mucho y confunden son los que tienen voz y razón.
Escuchaba el otro día al señor Herrero de Miñón, y se me caía la cara de pena, no lloré porque iba en el coche y soy muy mayor para hacer eso en los semáforos. ¿Cómo hemos perdido en pocos años la razón, el sendero, la suavidad, la elegancia, la paciencia, la sonrisa?
Miren, ustedes, que no me leen y que nunca me leerán, deben saber que están cometiendo un error por dejadez. Y la historia que es implacable con todos, los nombrará un día y les dirá que prefirieron seguir en su terraza del ático con su bourbon que bajar a Malasaña y ocupar otra vez la noche.
Un abrazo amigos, y si, lo se, ustedes no tienen ninguna obligación histórica de encabezar nada de nada, y que como ven la sociedad como la ven, prefieren quedarse haciendo barbacoa. Tienen incluso un poquito de razón. Pero con tanta razón que tienen, viene la Razón y ayuda en el barullo de las siglas y los nombres a prohibir las barbacoas porque hacen humo.
¡¡Coño!! colegas, piensen en sus nietos.
Mil besos.

Esperando el autobús

Están esperando los autobuses, y se les ve nerviosas, guardando fila aunque algunas exaltadas ya revolotean por encima queriendo salir cuanto antes a conquistar Madrid. Es lo que tiene saber volar, que te permiter ser tan libre que te crees por encima de todos los demás.
Yo estoy totalmente a favor de que nos manifestemos cuantas veces sea necesario e incluso que se haga en contra del Gobierno de turno. Es mi obligación (estar a favor) poque yo también lo hice en mis tiempos mozos, pero eso si, nunca tuve la suerte de que me acompañaran ministros, expresidentes, gentes de la tele, guaperas con traje y señoras mayores. Pero eso es lo que tiene haber nacido antes o después, que nunca se sabe. Bueno ahora que caigo, si que me acompañaban gentes de mal vivir, es cierto, solo que por aquel entonces ni ellos sabían que iban a ser importantes.
A mi lo que me da miedo en realidad es que después del sábado ya no queda nada. Y claro, como las mentes de los amigos del márketing y la publicidad son tan dadas a pensar, estoy seguro que para llamar la atención le darán vueltas a su cabeza. Como también yo toco el palo de la publicidad aunque de refilón, también he pensado.
Veamos.
Queda quemar cajeros. No, eso no que ya está patentado.
Quemar iglesias tampoco pega, excepto que sean protestantes o de las de altavoz a ciertas horas.
Quemar sindicatos no es de recibo ahora que están tan calmados. No.
Ya lo tengo, se podrían quemar barrios pobres, zonas degradadas y llenas de bichos, barrios asentados pero ya vacíos de gente autóctona, calles con grafitis que eso indica que no viven gente de fiar, ciudades enteras en donde ganas los traidores. Jope, la de adosados que podríamos construir después, ¿pero como no se nos había ocurrido antes?
El caso es divertirse y dejar nota en la historia.

8.3.07

Los autobuses del sábado

El próximo sábado será el día de los autobuses, el día en el que Madrid será una ciudad tomada y no se podrá comer en ningún sitio sin hacer fila, el día de la fiesta.
Yo recuerdo que de pequeño, cuando mandaba el general, las familias nos íbamos con la merienda cena de los domingos (los sábados trabajaban los pobres obreros de mis padres y mis tíos) al Cabezo que ya por entonces llamábamos así, sin saber que era pecado y había que decir Parque del Primo de la Ribera, que debía ser un primo que nació junto al Huerva y se hizo famoso por montar a caballo.
Pero íbamos andando y no en autobús.
Ahora como somos todos más finos celebramos los fines de semana en Madrid y nos vamos en autobús que debe ser muy guay.
Yo estuve el pasado fin de semana, pero como no soy obrero sino tonto, me fui en coche que es más caro y menos cómodo, sobre todo para mi que es quien conduce. Yo no soy obrero porque no me dejan los obreros, que conste en acta, que ya es joder a un pobre tipo como yo, pero así es la vida.
Pero a lo que iba.
Estos asientos de la foto, me lo han dicho gente seria donde las haya, se los han alquilado a los gitanillos de la puerta que casi no se ve por 500 euros el fin de semana, y es que se están quedando cortos de autobuses. Estos chicos finos donde los haya son capaces de no dejar autobús libre con tal de sumar, y me han dicho ya, porque los han contado antes de nada, que sumando este tipo de microautobuses sin motor en plan austero pero fino, que en Madrid habrá más de 3.000.000 de personas. Lo que no se sabe es cuantos irán al Museo del Jamón a comer el menú de 8 euros y cuantos a Casa Botín. Casi juraría que irán más al del Jamón, porque nada hay mejor para juntar a millones, que contar con los pobres que son más y además preguntan menos.


7.3.07

La palabra secreta.

En este mundo están entre otros los tontos, los tontos de baba y los que se creen que todos los demás somos tontos. Estos últimos son los más tontos de todos, tanto que a veces incluso escriben en los periódicos.
Yo dudo que sea cierto que la contraseña que dan para avisar que están en peligro los que tienen dineros para ponerse seguridad privada en su chalet sea "zapatero", pero es de tontos de varias clases unidas, explicarlo en voz alta para que los malos de verdad se enteren.
Yo ya se a partir de ahora dos cosas más.
Que cuando escuche la palabra "zapatero" dicha por un rico, él (el rico) estará en peligro.
Y que en ese momento está avisando a sus amigos alquilados que las cosas le están empezando a ir mal.
Estoy seguro que los nietos de José Luis nunca se lo podrán creer.

1.3.07

José Antonio Labordeta

El Abuelo tiene una cosita.
Es una tontadica de nada, que le obliga a ciertas revisiones y a beber mucha agua, lo cual no estoy seguro de que le guste en exceso, porque un Cariñena o un Somontano o un Borja o un Calatayud siempre son mejores.
El Abuelo es un símbolo.
El Abuelo, por mucho que se empeñe él y su familia no es libre, es de nosotros, que no se piense que puede hacer lo que le venga en gana, porque no, nos pertenece y seguirá dando guerra hasta que nosotros le digamos que no.
El Abuelo es un buen tipo.
El Abuelo perdió una batalla que todavía yo no entiendo. Bueno ha perdido muchas y ya está acostumbrado, pero una en particular la perdió y yo no estoy de acuerdo con ello también en particular. Nuestro himno será y debería haber sido siempre nuestro "Canto a la Libertad"
El Abuelo se cansa de Madrid y eso es normal porque Madrid cansa mucho. Yo lo quiero por aquí dejándose dar la mano, dando conferencias sobre abuelos y escribiendo en donde le de la gana o mejor dicho en donde tengan los arrestos para dejarle.
Un beso, majo.

Hoy será un día de truenos

Las decisiones políticas no pueden gustar a todos. Incluso muchas veces ni a la mayoría ni a los propios votantes que te han elegido. Pero la responsabilidad y la información de que dispones te obligan muchas veces a tener que tomar camino en el cruce aunque algunos no lo entiendan bien.
Este fin de semana serán días de truenos aunque tengamos sol, porque está de moda intentar romper la armonía.
Mientras tantos los problemas de verdad, los que salen en las encuestas, seguirán en su mismo orden.
Nos seguirá dando miedo el terrorismo, tendremos dudas sobre la precariedad en el trabajo, sabremos que las hipotecas no solo dan miedo sino que además congelan a las familias en su desarrollo natural, y estaremos seguros que la educación no es la adecuada.
El político es un ave que se transforma como los camaleones según el entorno, algo lógico y de selección natural, pero a veces destaca por no querer ver el entorno y confundirse porque es daltónico.