31.8.06

BlogDay2006

Hoy es el día de San Blog, así que me toca recomendar algunos para ayuda de los pobres escribientes de pensamientos que no son tan leídos, aunque los que recomiendo son los "jefes" de la red española que me rodea y les sobran lectores.

Obligado es nombrar a http://www.filmica.com/sonia_blanco/ porque fué de las primeras que me engancharon.
Otro que debo poner es http://estrella.lamatriz.org/ por apoyo en sus ideas. Hay que retratarse colegas.
Debo poner http://www.periodistas21.blogspot.com/ por su calidad e independencia.
Entre los muchos aragoneses he elegido este ya que algunos otros los tengo perdidos en el otro ordenador (de trabajo) http://www.gistain.net/ te lo mereces de sobra por muchas cosas, pero sobre todo porque fuiste el primero que me criticó por escrito (algo tremendamente positivo para un novato) por un cartel ganador de las fiestas del Pilar. Los demás que me perdonen y para otro año.
Y como sólo debo poner 5, termino con http://www.jamillan.com/ por su originalidad.

Bueno me salto la norma.
Añado http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/millas/index.htm porque me intenta enseñar desde la SER aunque no lo consigue.

29.8.06

Chucherías e indíos



La infancia está unida a pequeñas cosas sin valor excesivo, pero llenas de color y de tradición, de sabor dulce y de amor, de sonrisa y de entrega.
Todos tenemos en nuestro recuerdo una tienda de chucherías escondida en la niñez. La mía vendía índios a 1 peseta y cambiaba tebeos a 50 céntimos. Yo tenía de jefe a un indio azul que en realidad era un vaquero, pero en la tienda no podías pedir vaqueros porque no sabían muy bien lo que solicitabas. Como éramos pobres yo creo que nos mimetizábamos con los índios, y casi siempre ganaban ellos incluso en el nombre del producto. Pero en cuanto llegó la televisión y nos enseñó que los realmente buenos eran los vaqueros todo cambió y nos dimos cuenta por primera vez que uno puede equivocarse durante años sin notarlo. Ahora estoy traumatizado, porque he vuelto a decidir que los buenos eran los indios, y no se si es que soy raro o que en algún momento alguien me ha engañado. Tengo tantas dudas, que esta la he convertido en la mayor.

28.8.06

Ali oli

Les presento a la reina de las salsas pero algo disfrazada.
Es cierto que la salsa ali oli es simplemente aceite y ajo, pero resulta complicada de hacer y requiere una gran mano para hacerla espesa y suave.
Todos (casi) hacemos la ali oli con trampa. Una mayonesa con ajo sustituye perfectamente a la original.
La reina es la mayonesa, pero esta vez la vamos a adornar un poco con el ajo. Se ponen en el vaso de la batidora dos ajos pelados y cortados en trozos junto al huevo y se cubre de aceite. Con la batidora se va trabajando y añadiendo aceite hasta conseguir el espesor deseado, más si la máquina gira más rápido. Sal y a servir. Un minuto.

Se puede tomar acompañando una fideua, con unas patatas cocidas, pero ojo, también para mojar los cantos de unas simples patatas fritas de bolsa o completar el gusto de unos caracoles a la plancha.
Si deseamos salirnos un poco de la receta básica, unas gotas de limón y un chorrito de Jerez o de un vino rancio la convierten en otra cosa con más historia. Eso si, ojo con el estómago y con el aliento, que se resistirán a comportarse.

27.8.06

Gustavo de Arístegui

Desde la diferencia ideológica, mi más sincero respeto y apoyo al Sr. Arístegui por las amenazas que está sufriendo por parte de quien no entiende de razones.
Las piedras no piensan, pero son capaces de matar; no se mueven si no es por medio de alguien que la dirige, pero pueden dar un golpe mortal sin preguntar nunca porqué lo hacen.
Este país está necesitando más tranquilidad para afrontar los problemas graves que se ven venir hacia nuestra forma de vivir que parece molestar a los que son incapaces de distinguir el cielo del infierno.
Por eso necesitamos que mentes abiertas sean capaces de afrontar lo difícil, que en estos momentos es precisamente buscar caminos de encuentro entre las fuerzas políticas que parecen pertenecer a mundos distintos, cuando los enemigos se encuentran en otro lado.

XX Premios Arte Santa Isabel de Aragón

Ayer y con varias semanas de retraso acudí a visitar la exposición de los finalistas y premiados en el XX Premio de Pintura de la DPZ Santa Isabel de Aragón.
No, creo que nos estamos abandonando, que confundimos saber técnicas pictóricas con ser artistas, que cada vez es más difícil encontrar nuevos valores y nuevas ideas y que son malos tiempos para romper esquemas.
Yo entiendo que haya que completar una exposición y que en un local tan extenso tienen que poner un mínimo de obras que son muchas, pero la calidad de algunas deja tanto que desear que de alguna manera davaluamos un premio importante, por mucho que falte calidad en los trabajos presentados.
De un artista se espera un trabajo bien hecho, que mueva sentimientos y que además sea novedoso, original. Sobre todo esto último.
No sirve aprender a realizar difuminados o degradados o collages en relieve para considerar el arte un vehículo de expresión a nivel de conseguir una exposición tan importante. Sirve para avanzar en el camino del arte, para caminar y aprender, pero no para que una institución cuelgue tus obras en tan importante lugar.
Si un cuadro te ha quedado soso, repetitivo, copiado de miles que hay en tiendas de marcos, porque le añadas al óleo una base exterior en un lateral de un metal color oro no la conviertes en nada que no sea lo que ya es. Si acaso en una obra desplazada, descompensada.
Creo que el cartel anunciador tenía más valor que bastantes contenidos de la exposición. Lo siento.

26.8.06

La maravillosa adolescencia

Ser adolescente es maravilloso, el mundo te pertenece y lo que es más importante, tú te perteneces. Es la primera vez en tu vida en la que te vas dando cuenta que tú eres tuyo, que con lo que va aprendiendo te vas formando una personalidad única a la que vas sumando experiencias buenas o regulares o incluso muy buenas, en cuyo caso ya es la leche puñetera.
Es verdad que nadie te entiende, que todos los adultos que te rodeamos somos tus enemigos, pero eso entra en el precio de todos. Tú necesitas romper con tu nido, con tus viejos porque realmente son viejos de pensamiento aunque con los años te vuelvas a acercar a ellos.
Ahora necesitas romper con muchas cosas para dejar hueco a las que realmente su ya tuyas, pero por favor hazlo sin mucho ruido, te lo agradeceremos todos.

Por cierto, aprovecha estos momentos, estas experiencias nuevas, eso si sin pasarte (por tu bien), porque este tiempo dura poco, y enseguida viene la juventud con sus obligaciones y sus maravillosos proyectos ya mucho más asentados.
La juventud es poner en práctica, en movimiento la personalidad que has formado tu mismo en la adolescencia.
Es tu buga macho, ¡cuidalo!.

25.8.06

Pastilleros

Lo siento, pero yo soy pastillero. Ya va siendo hora de que lo reconozca.
A ciertas edades, ser pastillero es de lo más normal. En todas las familias pasa, bueno y en algunas se sobrepasa. Yo voy ahora por las 7 diarias, pero espero bajar a las 6 en breve, es cuestión de los triglicéridos que creo ya domino.
Uno empieza por una simple pastillita para algo tonto, se lo toma a chirigota, y como quien no va con él la cosa, va haciendo caso a los médicos. En pocos años has caído en sus fauces y ya no puedes parar. Te das cuenta que has entrado en el grupo de los que tenemos cartilla de crónicos y en la farmacia te saludan con cara de gozo y de amistad. Te miras al espejo y el pelo empieza a faltar, aunque esto me han dicho que no tiene que ver con las pastillas y si con la edad, pero tampoco me fío.
Yo además tengo a mi señora que es una enfermera sin título y me explico. Ella no se olvida nunca de mis pastillas, pero nunca es nunca. Así que no puedo hacer trampas y no lo entiendo mucho tampoco. Una de ellas es una vitamina D y B, y digo yo, pero si he tomado el sol pues hoy me la podría saltar. Y no señor, ella que creo que me quiere (que me quiere vivo quiero decir porque la pensión de viudedad es corta) me obliga a tomarla aun con todo.
Ser pastillero de día es un coñazo, lo aseguro.

24.8.06

Saber ver

No se trata solo de mirar, sino de encontrar, de saber ver lo que nos rodea, de hallar el sentido que alguien quiso disponer en los elementos que nos rodean.
Nos envuelven imágenes que a veces se nos muestran en negativo, al revés, disfrazadas de gigantes cuando son molinos, con ánimo de distraer precisamente para eso, para que nuestra mirada se quede en un momento con ellas y nos sujeten unos instantes.
Mirar hacia arriba y ver es a veces un ejercicio de lo más gratificante.

23.8.06

La cocina es un arte

Sin duda, la cocina es un arte. Lo era de antiguo y para verlo tenemos las enormes mesas de palacios y las espléndidas fuentes sobre las que servían frutas o viandas los grandes dueños del mundo. Entonces el arte estaba sólo en algunas vidas rodeando los espíritus de los "elegidos".
Pero hoy también el arte es sólo para los "elegidos".

Disfrutar de un plato de embutidos seleccionados por algún motivo y bien cortados, y poder saber o explicar de donde son cada uno y de qué productos básicos están hechos es un ejercicio de elevación de los sentidos, algo que no tiene nada que ver con la alimentación. Yo recomiendo que cada embutido se sirva de manera individual, sin que el comensal sepa lo que le espera después, y que junto al producto le acompañe de manera verbal o en una notita una pequeña reseña del producto. Es un juego de los sentidos muy agradable.

O disfrutar de un cous cous, jugando con sus ingredientes y escapando de la receta original es un entretenimiento al alcance de todos.
Entregar a tu familia un trabajo bien hecho, presentarlo elegantemente y acompañarlo de un buen vino y una conversación sincera y suave, un lujo.

22.8.06

Se puede vivir peor

Solo de saber que se puede vivir peor, nos debería bastar para sujetar con todas nuestras fuerzas la manera particular de tomar la vida que nos corresponde. Eso no significa rendirse ante nada, sino tomar impulso para avanzar sin dejar de admirar lo conseguido y desde esa fuerza luchar por mejorar.
Se puede estar peor, es muy posible, o al menos seguro que se puede seguir intentando la lucha, la pelea contra la adversidad y las dificultades. Si ganas, ganarás tú, serás el vencedor de tu propia vida, algo que sin duda es lo que te corresponde solo a ti. Eres dueño de tu futuro, como sin duda lo eres de tu pasado. Disfruta de tu vida, de cada día que te corresponde, porque te pertenece y no debes tirarlo ya que nunca más volverá.

Cada minuto que pierdes, es un minuto menos.
Cada minuto que ganas es un minuto más.

21.8.06

Tapita de Diseño

Es una tontería que merece la pena probar y es muy sencilla.
Con una uva que debe ser grande, se abre hasta casi la mitad con un cuchillo, se quitan las pepitas con la punta del mismo y se mete en la abertura un trozo que sobresalga de queso suave, bien tipo lonchas bien tipo Filadelfia.
Se cierra el "bocadillo" con un palillo.

Asi de tonto, y así de diseño.
Sirven las verdes y las negras. Y el lujo es conseguir unas moscatel de las de verdad, que ya casi no se encuentran.

20.8.06

Sin techo

Queridos "sin techo"
Se que no me podéis leer, y eso no os importa nada, porque lo que buscáis por encima de todo es la libertad, pero tenéis que entender que parte de la sociedad además de creer en vuestra libertad, cree también en la necesidad de daros justicia social y ayuda humanitaria. No se trata de obligaros a que tengáis techo por la fuerza, y mucho menos a que desaparezcáis de las calles por mucho que vuestra imagen no tiene sentido en este siglo.
No tiene sentido, porque si somos capaces de arreglar entuertos en cualquier parte del mundo o al menos de intentarlo, debemos ser consecuentes con nuestros vecinos de calle, y ayudarles a que tengan lo más básico. No deseamos que perdáis vuestra libertad, por eso deseamos muchos de nosotros que estéis dentro de las instituciones de ayuda, para desde ellas solicitar que se os trate con dignidad y con la idea de que se os resuelvan los problemas sociales que os han llevado al vacío o a la libertad extrema. Es mejor un techo compartido con algunas órdenes, que un cartón compartido con el miedo.

18.8.06

Encontrar la salida de ETA

En todo proceso hay dificultades y con ellas se cuenta cuando se empieza el camino. Parece que nunca se encuentra la salida, que no somos capaces de ver la luz que nos alumbre en el camino para hacerlo corto y eficaz. Pero esa dificultad en encontrar la salida es un precio que va con todo proyecto.

A veces, las menos pero sucede, no se encuentra la salida, y nos quedan dos alternativas, volver sobre nuestros pasos o perdernos en el laberinto del infierno.
Siempre es malo no encontrar la salida, por eso la paciencia y el tiempo es un bálsamo que debe servir para seguir intentándolo, porque la luz, de encontrarse, es la vida.
Hoy nos han apagado una bombilla de las gordas, pero todavía nos queda el instinto, unas cuantas linternas y el saber que estamos en el buen camino. Pero si siguen apagando luces, al final nos perderemos, seguro.
También es posible que algunos les guste jugar con las luces para meter miedo, y para eso lo mejor es tener templanza.

17.8.06

Tortillas

Hace años, todos creo, se montó en mi ciudad un bar especialista en tapas de tortillas. Mil clases de tortillas que todos recordamos, pero que igual a alguno de fuera le pueden servir de idea para una cena rápida y tonta.
El sistema es bien sencillo, se añade en la mayoría de los casos al huevo una vez batido, un picadito fino del ingrediente en crudo, pero algunas veces se necesita que ese adimentos imprescindible esté antes cocinado y en otras ocasiones jugamos con la tortilla hasta complicarla más con mezclas atrevidas.

Tortilla de chorizo, de jamón, de atún de lata, de gambas, de setas, de champiñón, de berenjena, de queso, de sesos, de pescado desmigado, con pimientos del piquillo, con mejillones de lata, de salami ahumado, de salmón, con arróz cocido y un golpe de curry, de sardinas picantes de lata, de calabaza, de ajetes tiernos o de carne picada. Con un golpe de mayonesa en el pan mejora mucho, pero también con salsa tipo mojo picón o con un polvo de pimienta recién molida y un picado de cebollino en el huevo.

Pero la Reina es la de patata, la "española".
No hay receta fija, no hay norma única. a mi me gustan todas. Las delgadas que hacía mi madre, las gordas duras que hace mi aguantapenas o las jugosas con pimientos picantes que tomaba en Miranda de Ebro hace decadas.

Y para terminar una andaluza que me enseñó un amigo. Huevo con leche, pan rallado y ajo bien picado con mucho perejil. Se empieza por poner en la sartén el ajo y cuando está medio hecho se le añade el perejil y el huevo batido con el pan y la leche. La mezcla debe ser espesa, y cuanta más leche más pan. No pasarse en cuajar demasiado el huevo para que no quede un ladrillo.

Miradas

Hay miradas enigmáticas, miradas que penetran, que dejan huella dentro de quien la recibe. Hay miradas de amor y de odio, pero también de búsqueda de compasión y de ayuda. Las hay que no pueden mantener la mirada y las hay desafiantes.
Pero también las hay artísticas y gratuitas.

En el Barrio de Las Fuentes de Zaragoza encontré esta pero no tenía piernas. Tampoco es que las necesitara mucho, porque así permanecía allí más tiempo rodeada de ancianos que toman el sol recordando si pueden sus volados años.

Nunca quiso decirme cómo se llamaba.

16.8.06

Formación Profesional

Cuando alguna noticia no me convence, pienso que está maquillada, debe ser la edad. Y en temas de Formación Profesional apuntarse medallas cuando hay tanto trabajo por hacer me sabe muy malo.
Es cierto que se hacen cosas interesantes, que en algunas zonas de España se está funcionando mucho mejor que en otras (hasta donde yo se Aragón no es de las más osadas en la implantación de nuevas actualizaciones curriculares) y que sobre todo los chavales del "fracaso escolar" lo tiene muy mal para encontrar trabajo y para poder crecer en formación, en sueldo y en seguridad.
Por eso me revuelvo con tristeza. Decir que los Ciclos Superiores están muy bien, dedicar muchas líneas a ellos y querer compararlos con la Universidad cuando en realidad empiezan en el mismo punto, es decir con un Bachiller ya superado que ha funcionado como criba, es maquillar la verdad.
No escucho las mismas palabras de alegría con los Ciclos Medios, ni con todos los demás sistemas de adaptación escolar y laboral para jóvenes que se van quedando en el camino. No, no me digáis ahora que tal tema funciona muy bien, que yo lo se, hablemos en general, con cifras generales. Hoy el trabajo está mal, los chavales salen de la escuela (incluidos los que hacen FP) sin preparación laboral suficiente (y digo suficiente porque mi corrector de estilo no permite poner otro adjetivo) y ponerse medallas supone dormirse en los laureles.

Hay mucho camino por recorrer, mucho por hacer si queremos compararnos con Europa.

Círculo de Bellas Artes

Madrid para los forasteros siempre tiene secretos escondidos que entregar. Nosotros ya hace unos años descubrimos el Círculo de Bellas Artes, lugar al final de Gran Vía en donde se pasea por exposiciones muy interesantes dentro de un edificio historico (ahora hay una sobre la inmigración y otra sobre el Art Brut que encantan), puedes respirar historia de España y además debes entrar a la cafetería a relajarte mirando a tus vecinos de mesa mientras sueñas en pasado.
No es un lugar trasnochado, es un lugar humanista, en donde la única cosita que no me gusta es que te cobren a ciertas horas una pequeña cantidad para poder entrar a pisar sus estancias.
Es un lugar abierto a la cultura y la tranquilidad, a la palabra baja y al pensar mientras se habla bien acompañado.
Yo siempre he estado con mi amor, pero no me importaría nada estar con muchos más amores que tengo escondidos en los armarios. Eso si, también con mi amor.
Poder hablar en esos salones con personas con las que sueño, sería alcanzar el cielo.

La PAZ

Dicen los que son profesionales de la guerra, que la paz es un periodo que existe entre dos guerras. Un espacio vacío en "su" tiempo. Pero para los que nos hemos acostumbrado a vivir en paz (malos chicos somos), la guerra cuando les afecta a otros es un drama, y nunca queremos ni pensar lo que sería si nos afectara a nosotros.
Parece que hemos entrado en un periodo de posible paz, en una paz hilvanada con hilo fino y posiblemente delgado, en donde todos han ganado pero incomprensiblemente todos han sufrido cientos o miles de muertos.
¿Les han preguntado a los que han perdido a sus hijos, a sus familias, sus puestos de trabajo y sus hogares, sus recuerdos y su pasado si han ganado o perdido?
Lo curioso es que desde este mundo casi nadie ha mirado el mapa, pocos deseamos saber cual es la historia real de los conflictos por si se pega algo, preferimos ver en la pantalla tonta las imágenes y a ser posible que sean suaves y fuera de la hora de la cena para no molestar. Nos da igual si los que mueren son unos u otros, porque muchos de nosotros pensamos que son películas americanas de una tarde verano. Pero creo que a esta no le van a dar el Oscar tampoco. Somos con perdón, unos inútiles útiles.

15.8.06

Acerca de…

Usted desea saber más de nosotros, lo intuía, pues no se apure, se lo vamos a contar, faltaría más.
Somos gentes de Aragón, un país de esta España compleja pero a veces incluso acomplejada, que no es capaz de asumir que dos más dos pueden ser más que cuatro.
De un barrio de la márgen izquierda de una ciudad grande que sueña.
Uno de nosotros tiene más de cincuenta tacos pero el otro está de buen ver y no llega a la veintena, que es una edad medio loca, medio maravillosa.
Somos personas cabreadas, sarcásticas, duras como el sol de agosto, impresores y diseñadores, fotógrafos y economistas, cocineros y escritores, traductores de libros y poetas que no saben escribir, bebedores de Jack Daniel's y de combinados sin alcohol, políticos de variado pelaje y soñadores de vidas libres.
Somos viajeros de todo lo que se nos presenta a tiro, amigos de poca gente para nuestro gusto pero amigos profundos. Amantes de la paz y de la libertad, de la justicia y de las injusticias, porque entendemos que dentro de ellas hay personas que tal vez necesitan un abrazo, de lo que no se ve y de lo que no nos quieren enseñar.
Somos pequeños imbéciles que disfrutan escribiendo y desnudándose, gritando a ninguna parte, volando con los dedos y el teclado.
Somos tú, porque ahora nosotros somos la voz, estamos dentro de tu casa. No tengas miedo, nos iremos en cuanto tú quieras que nos vayamos.

10.8.06

Londres hoy

Hoy Londres podía haberse despertado herida otra vez. Hoy el mundo nuestro, el que nos hemos construido y que además deseamos compartir con todos, podía haber amanecido manchado de sangre.
Nuestros paseos por Londres en libertad, hacen que ame a mi mundo, no por Londres, que también, sino por la libertad. Creo que tenemos la obligación de defender nuestro sistema de vida, y hacerla compatible con la libertad y con todos los demás que quieran acompañarnos. Aborrezco las guerras, todas, también faltaría más, las que quieren hacer contra mi, y se que a veces para evitarlas hay que cabrearse.

El valor de reclamar

Hoy el Catedrático de Economía de la UB, D. Germà Bel publica en "El Periódico de Cataluña" un interesante artículo sobre el derecho y el valor de reclamar en los servicios que recibimos, cuando no son de nuestro agrado.
No se trata de ser unos toca narices, pero si de cuidar la calidad de los servicios que cada día son menores, por mor de reajustes de plantillas, de peor calidad humana y profesional en las personas que nos atienden o por ajustes de costos en los servicios.
Los servicios públicos deben tener que escuchar nuestra voz cada vez que algo creemos que no funciona bien. Ser lógicos en nuestras quejas, pero ser.
Y en los servicios privados la libertad de elegir tiene que ser nuestra mayor arma a la hora de quejarnos, sin que por ello no dejemos de informar a los responsables nuestra queja verbal y por escrito en hojas de reclamaciones si fuera necesario. En todas las empresas de atención al público hay un responsable, y podemos pedir el nombre de la persona que nos ha atendido para quejarnos de ella a su superior, además de existir la posibilidad de que solicitar hojas de reclamaciones oficiales para que quede constancia en consumo nuestra queja.

El silencio es la peor de las soluciones.

9.8.06

Luis del Val

Quiero agradecer desde esta humilde ventana las sonrisas que todas las mañanas a las 7,45 y en la SER me regala el aragonés Luis del Val.
Su espacio "Con la letra pequeña" me da fuerzas para empezar a cambiar el rictus mañanero y pensar que es una maravilla disponer de un nuevo día entero para poder hacer lo que cada uno disponga.
Yo recomiendo encarecidamente a todos que busquemos aquellos programas que regalan simpatía, esos momentos de sonrisa, de felicidad o de buenas noticias, que nos hacen sentirnos vivos y con ganas de seguir estándolo por muchos años.
Es tan difícil conseguir de nuestros vecinos que sonrían, que se sientan a gusto con su vida, que quien lo hace todo los días del año merece no un premio sino el cielo. Bueno no, el cielo todavía no, que debe seguir durante muchos años más entregándonos su punto de vista simpático y ácido de la tonta realidad de los otros.

8.8.06

Aceites

Estan de moda los aceites. En serio. Bueno han estado de moda siempre, pero ahora los venden en tiendas de diseño.

Se pueden comprar de muchas clases, incluidas los monovarietales o por procedencia. Aceites de oliva picual o mucho mejor de arbequina. Aceites aragoneses o catalanes o andaluces. Aceites de Turquía, de Italia, de Túnez.

Pero sobre todo aceites trabajados con sabores añadidos.

En su casa puede jugar a esto.
En pequeños recipientes de cristal puede por ejemplo servir un aceite (siempre virgen) mezclado con una gotitas de tabasco. U otro con una picada de albahaca dejado en maceración unas semanas. Puede también laminar unos ajos y freir en aceite hasta dorar y verter una vez templado el aceite con los ajos en el frasco en donde esperará el resto del oro líquido. Unas simples ramitas de tomillo o de romero aromatizarán otros aceites. Y por último puede servir otro con pimentón dulce bien batido y luego de unos días colado por una tela para quitarle los restos que no se han disuelto.
Y dejo a su imaginacion el resto, que hay muchos por pensar.

Pueden ser el perfecto juego para unas ensaladas divertidas o para unas patatas asadas en láminas.

7.8.06

Tapita de aperitivo 2

Por si os gustó la primera, os mando una segunda.
Es más cara pero mucho más simple. El precio se puede modificar algo según los ingredientes, pero el resultado siempre será magnífico.

Se tuesta en una plancha una rebanadita de pan como en el anterior caso, sólo por la cara de abajo. A la vez se pone en la plancha un filete fino de foie con un fuego muy fuerte, para que se tueste ligeramente por fuera pero que quede muy justo por dentro.
Cuando esté marcado, se pone encima del pan y se sirve en el acto.
Se puede añadir un poquito de mermelada de tomate o incluso un poquito de cebolla caramelizada, pero a veces estorba. Depende de gustos.
Y si no tenemos auténtico hígado de ganso o de oca, sirve el de pato, y si queremos ir bajando también sirven los filetes de esos rulos que venden en los grandes supermercados que están hechos con hígado triturado.
Y si queremos abaratar, unos filetes de paté La Piara o de paté de foie de lata, a ser posible francés, que ahora están muy bien de precio sustituye al manjar caro.

La soledad

La soledad no se puede soportar. Es imposible estar sin ataduras vagando por la vida y estar cuerdo. No nos engañemos, necesitamos tener al menos una compañía suficiente, que nunca en todas las personas es en la misma cantidad, pero siempre es imprescindible.
Y si no lo tenemos fácil, que es posible, lo tenemos que seguir intentando todas las horas del día. Si queremos pescar hay que estar con la caña tendida hasta conseguir el objetivo. Necesitamos tener un hilo al que agarrarnos, pero no todos los días, tampoco es eso, sino cuando los aires vienen fuertes y es necesario contar con un agarre para que te ayude a seguir sujeta a la vida.
No lo dudes, si no tienen con quien hay que buscarlos con suavidad, hay que arrimarse a los que sabes que pueden ayudarte. Ellos estarán allí para acompañarte.

6.8.06

Las amistades

No es ningún secreto que quien tiene un amigo de verdad tiene un tesoro, pero los amigos no se mantienen solos como tampoco las buenas plantas de jardín. Hay que mimarlos como el amor de la pareja, hay que cuidarlos desde incluso la distancia, hay que darles aire para que respiren y una cierta separación para que no se asfixie la relación.
Las amistades son tan necesarias que cuando falta alguna por motivos inevitables, hay que intentar buscar otra para que la sustituya, labor esta complicada pero inevitable.
Un cambio de domicilio, una sustitución en la pareja estable, un cambio de trabajo, pueden ser motivos por los que ciertas amistades se distancien. Hay que procurar mantener vivas las relaciones y crear nuevas en los nuevos lugares de vida.

Y recuerde siempre que hay amigos, conocidos y saludables. No los confunda.

4.8.06

Tapita de aperitivo 1

Ahora que se está poniendo de moda en más de media España la creación de "tapas" de diseño bien construidas, con una nueva cocina en miniatura que entra por todos los sentidos, les propongo una sencillita para este fin de semana.

Necesitan si es posible una plancha de asar, que les dará mucho juego para este tipo de platitos, porque gran parte de su delicia está en servirlos algo calientes o sobre pan recién tostado.

Corte una rodaja de pan tipo chapata, de miga algo dura. O un ciento.
Lo ponen sobre la plancha para que se tueste por la cara de abajo. Encima de la rebanada de pan van colocando unos filetitos muy finos de pepinillo en vinagre, una rodajita fina de tomate, dos anchoas o un lomito de sardina rancia (a su gusto, pero la rancia hay que desalarla antes) y medio pimiento de piquillo pasado antes o por la plancha o por la sartén.

Servir en cuanto el pan se haya tostado por abajo. El calor habrá subido y le entregará un montadito casi caliente y muy sabroso. El pimiento si es ligeramente picante está mejor, pero eso va ya en gustos.
Este montadito se basa en productos naturales y envasados en lata. Por eso es sencillo a más no poder, pero recuerde que los pimientos del piquillo (rojos, de la Rioja y pequeños) se pueden cambiar por pimientos rojos de lata. Pero que siempre estos pimientos de lata deben pasar antes por una sartén o una plancha para terminarlos, y que rehogados con ajos y con unas gotitas de tabasco se convierten en ligeramente picantes y entregan además de color un sabor muy especial.

3.8.06

¿Qué es la televisión?

Escuchamos todos, lo hartos que estamos de una programación mala de la televisión, de cómo ha bajado la calidad de los programas, de que nos inunda la tele basura.
¿Pero somos conscientes de la importancia de la televisión en nuestras vidas?

Ya se que muchos de nosotros decimos que podemos pasar sin ella (posiblemente con la boca pequeña), pero no pensamos por ejemplo en las persons mayores o en los solitarios del mundo que tienen como única ventana al exterior la catódica.
No podemos olvidar que en realidad estamos casi en la prehistoria de un invento que ha revolucionado nuestra forma de ver la vida, y que le esperan sin duda años de gran éxito y de inevitable presencia en nuestras vidas.
Ahora vamos ya en muchas casas pasando de habitación en habitación, sin perder de vista la única ventana que permanece abierta y que en mucha familias es la que pone en contacto con el único mundo real que para ellas existe. Puede parecernos triste, pero puede también parecernos inevitable.
Lo que no exista en la televisión, simplemente no existirá. Y eso no quiere decir que las familias permanezcan en silencio o sin contacto físico, simplemente que hemos cambiado de vecinos.
Ahora ya no nos importa tanto la vida de la vecinita del 3º como la de la famosa de turno que nos van cambiando cada mes para no cansarnos. Ahora ya no hablamos con los vecinos a la fresca de la noche de verano, sino con el Doctor House junto al aire acondicionado del salon. No se si es mejor o peor, pero simplemente es inevitable.

2.8.06

Sidra

Si ustedes la conocen, no sigan leyendo, ya saben de su gozo, pero si no la conocen o no saben cómo tratarla, les aseguro que se pueden llevar una sorpresa.

En España tenemos 3 clases diferentes de sidra. La primera y que descarto por no entrar de momento en mis primeras preferencias es la más conocida, la gasificada. Sidra que se crea desde el zumo de manzana pero a la que se le añade artificialmente gas, para poderla exportar en un principio a las américas, cuando tantos asturianos se tuvieron que ir a trabajar a aquellas tierras y tenían morriña de sus bebida nacional. Es la que se abre la botella y se bebe sin más, como si fuera cava. La hay más dulce o más seca, y recomiendo (aunque difícil de encontrar) la brut que ofrece un bouquet muy distinto.

Las otras dos clases son la sidra sin gasificar, natural, ligeramente fermentada hasta un 5/6% de alcohol y que se vende por toda España. Se fabrica y de allí su diferencia en las dos ramas comentadas, en Asturias y en el País Vasco.
Son totalmente distintas, y les recomiendo que las prueban y aprendan a diferenciarlas. Una, la asturiana, más seca, menos dulce, con menos gas, y que inevitablemente necesita escanciarse, es decir, tirarla desde lo alto contra el borde del vaso grande y profundo para que se rompa en su caída y coja aire lo que la convierte en una bebida aireada y con oxígeno. No la intenten beber sin romper contra el vaso, porque se llevarán un recuerdo triste y apagado de una bebida excelente.
La otra, la vasca es más dulce y sabrosa, con algo más de gas y que también necesita escanciarse aunque (es pecado decirlo) menos obligatoriamente. La primera aprendan desde toda la altura que les de el brazo, mientras que la segunda con medio metro de altura puede ser suficiente.
Para facilitarles la aventura, en las tabernas de las zonas los mismos camareros te la escancian si te ven novato, y además se venden por un módico precio un tapón de plástico que sirve perfectamente para romper y no tirar fuera del vaso mucho líquido.

Acompaña de maravilla a los pescados, a los aperitivos, a una tarde de amigos, a unos embutidos de la tierra. Pero con quien marida de forma encantadora es con los quesos. Si no han probado un Cabrales huntado en pan de hogaza bebiendo sidra, se pierden un milagro. Y si el queso está algo seco, bátanlo con unas gotas de sidra y mejorará.
Y si tienen unos chorizos tiernos y quieren disfrutar de ellos de otra manera, los pongan a cocer 10 minutos en una mezcla de sidra y agua a partes iguales. Aunque lo obligado es que sea todo sidra.

1.8.06

¿Ustedes tienen pueblo?

Yo no he tenido nunca pueblo, y es una pérdida importante, se lo aseguro. Mi padre tenía y de pequeños nos llevaba a veranear cuando los meses de fiesta escolar lo permitían. Aquellos contactos con las gallinas, con los cerdos y el burro, aquellos viajes en remolque a segar o a trillar y aquellas meriendas en el campo no se olvidan jamás.
Aquel ir a pescar cangrejos, perdernos por el soto escuchando los ruidos de los zorros o empezar a entender las diferentes hierbas que da el campo, es una escuela de vida increible.

Los pueblos se están quedando vacíos, incluso en silencio diría, y con ellos perdemos una manera de vivir, de entender los tempos de las cosas que nunca más sabremos recuperar.
Aquellos sabores y olores, aquellos frescos a la caída del sol con olor a hierba o aquellos crepitares de las ramas en la hoguera mientras esperaban las sardinas, quietas ellas porque ya no se enteraban y las bocas se llenaba de vino clarete en porrón, no se repitan tanto porque no hemos sabido elegir bien.
¿Recodáis el sabor del chorizo de olla o del cocido con bola o de los torreznos bien fritos y crujientes?

¡Qué suerte tenéis, puñeteros, si todavía podéis vivir algunos momentos así!