1.8.15

El TTIP no es un simple acuerdo. Es mucho más lo que se pretende

No está de más preguntarnos todos por el motivo que lleva a los países y políticos que están en el Parlamento europeo negociando el TTIP, cual es el motivo para que no tengan agallas de presentar el tratado a su aprobación y todo parezca un asunto tan turbio, escondido, lento, casi secreto.

Es verdad que tras el TTIP se esconde sin duda una curiosa forma de presionar al resto del mundo. La suma de EEUU y Europa representa el 60% del PIB de todo el mundo y algo más del 33% del volumen comercial del mundo. Unas cantidades brutales que sin duda hay que defender, de verdad o amenazando con acuerdos entre poderosos para que otros nuevos poderosos vayan con cuidado.

Pero a todos esto habría que añadir que ya existen aproximadamente unos 1.400 acuerdos comerciales en vigor entre todos los países inmersos en este TTIP que sujetará normas y posibilidades entre EEUU y los países de la Unión Europea. No es cierto que no existan acuerdos comerciales entre ambas zonas del Atlántico. Hay ya 1.400 acuerdos entre algunas de las partes y este TTIP no viene a simplificar para mejorar sino a simplificar para presionar mejor. Pero no entre los EEUU y los países de la Unión Europea. No. Pero si entre las grandes corporaciones empresariales americanas y europeas, contra y sobre el resto de grandes corporaciones mundiales.

El TTIP es un claro juego de intereses, donde la parte comercial, esa que tanto miedo nos da con toda la razón de que no de, es solo una puntita del iceberg. Es también un acuerdo de inversiones. Realmente el TTIP en su nombre real en inglés dice: Transatlantic Trade and Investment Partnership y sus iniciales son el TTIP. No es casualidad la incorporación de la palabra “Partnership” que es nuestro equivalente a la de asociación libre, matrimonio, sociedad, consorcio, empresa conjunta. No es un simple acuerdo, es mucho más lo que se pretende con el TTIP.

29.7.15

Podemos pierde 10 puntos desde enero de 2015. ¿No parece mucho?

Bajar más de 10 puntos desde enero 2015 parece mucho
Mariano Rajoy está contento con Podemos, muy contento diría yo. Es el grano que necesitaba la izquierda española para seguir no siendo nada. Algunos podemistas creen que este es un buen signo, el detalle que le faltaba a su pastel. Se equivocan si de verdad quieren transformar la sociedad, pero en su devenir por los caminos de la política o lo entenderán o se adaptarán a la vieja casta aunque se llame Podemos.

El NO decir si son de izquierdas o derechas siempre ha mosqueado, incluso a la derecha que los veían cerca, pero cuando admiten que sus enemigos son la izquierda las cosas cambian pues al menos dejan claro contra quien quieren pelear. Ejemplos hemos tenido en Iberoamérica de partidos que decían representar a los más débiles y que se hicieron famosos, pero representaron un caos social y una zancadilla en el futuro de Argentina, por poner un ejemplo peligroso.

Podemos sigue bajando en intención de voto, cuando su obligación sería seguir subiendo. Algo están haciendo muy mal para que esto suceda. Cuando se nace todo es crecimiento y energía. Cuando se muere uno, todo es decrepitud y menos fuerza. Y lo curioso de esta bajada es que los contrincantes no hacen nada por mantenerse. Ni el PP ni el PSOE están haciendo nada nuevo y positivo como para sospechar que pierde votos Podemos por la calidad de los contrarios. Simplemente es que están defraudando a su sociedad, a la izquierda que sí llegaron a creer que Podemos era de izquierdas. Mientras duran, seguirán intentándolo. Aunque también cabe la posibilidad de que modifiquen sus malos hábitos y entiendan de una vez que esta sociedad simplemente tiene sentido común.

25.7.15

Podemos no puede mantenerse. ¿Podrá no perderse al no poder?

“Tras las generales, Podemos debe mutar de maquinaria de guerra electoral a movimiento popular” Iñigo Errejón

El partido político Podemos está atravesando un periodo problemático, aunque intente disimular con la ayuda de los medios de comunicación que han visto un filón. Mañana, adelantado hoy, un sondeo de El País les vuelve a bajar hasta el 18,1% de un máximo en enero de este mismo año del 28,2% en los mismos sondeos. Mucha bajada en tan poco tiempo que estoy seguro analizan con preocupación. ¿Motivos? Muchos y variados. Desde el “no sabemos a dónde van” al más clásico de “son populistas” pasando por una cierta “prepotencia dentro de la izquierda” a un cansancio de esa “indefinición ideológica”, pasando por un “no hacer nada, no vaya a ser que nos equivoquemos”.

Las personas que pueden votar a Podemos, que ya vienen votadas de casa y sobre todo de anteriores ocasiones, necesitan soluciones. Tienen problemas. Y Podemos no les da soluciones, no más allá de consignas filosóficas, planteamientos táctios, a veces insultos al resto de la izquierda, y sobre todo prepotencia que no siempre es aplaudida.

Si decimos que todos los anteriores además de malos, son unos jetas y tontos de capirote, es tanto como decir a sus posibles votantes: “muchachxs, habéis sido tontos votando a los de siempre”, y eso jode en muchas personas. Si sus votantes son de izquierdas, no se debe ningunear al resto de izquierdas, pues dentro hay todavía muchos amigos de los posibles votantes. Pero creo que las gentes de Podemos están en otros mundo y les importan tres pitos los votantes de izquierda o de derecha. Ellos quieren “todos los votantes” y en ese camino cada vez se van quedando con menos.


24.7.15

Con Cataluña nos separa la táctica política del contra peor, mejor

Las políticas de Artur Más y de Mariano Rajoy sobre el engranaje de Cataluña con España les van bien a los dos. Y efectivamente y otra vez más, muy mal a los catalanes y al resto de españoles. Jugamos excesivamente en política al tacticismo, con asuntos graves e importantes. El tema catalán es complejo, muy complejo tras unos años de continuos errores, pero con esta incapacidad política de encontrar líderes con soluciones, se nos puede convertir en una auténtica explosión para todos, donde nadie va a salir beneficiado. Es una contínua suma de absurdeces que no conducen a ningún sitio y que parecen diseñadas para joder y separar. ¿No hay nadie con sentido común?

Nota.: La viñeta de Ferrán en republica.com es perfectamente ilustradora.

Víctor Jara y su último poema de espanto

¡Canto, qué mal me sales
cuando tengo que cantar espanto!
Espanto como el que vivo
como el que muero, espanto

Son los últimos versos escritos por Víctor Jara cuando ya tenía las manos destrozadas por la tortura y los golpes. Ahora sabemos que al final, el torturador Pedro Pablo Barrientos será juzgado por darle el tiro en la nuca que acabó con su vida, tras más de 40 disparos efectuados contra su cuerpo en una ruleta rusa hasta acabar con su vida pero no con su legado y su recuerdo.

21.7.15

¿Qué es y qué mide el índice Gini?

El índice de Gini es un sistema para medir la distribución de los ingresos entre los integrantes de un país o un sector productivo o una empresa. Digamos que nos entrega la información medida de las diferencias que hay en la sociedad, entre pobres y ricos, entre los que ganan mucho y los que ganan poco. Se mide entre 0 y 1 (con centésimas de diferencia) o entre 0 y 100, donde 100 sería donde el 99.9999999999% ganan 0, y el 0.0000000001% gana todo. Donde 100 seria cuando una persona se lleva toda la renta de un pais, y el resto de habitantes nada.

España en el año 2012 tenía un índice de Gini de 0,35 y en el puesto 58 de los países del mundo. La zona Euro tenía un índice Gini de 0,305 y estaba en el puesto 26.

Efectivamente este índice tiene un valor relativo, pues no siempre es positivo que sea bajo. En un país donde los ingresos de TODOS sean similares pero míseros nos darían un valor muy bajo. Igual al que nos daría si los ingresos de toda la población fuera muy alta pero similar. Es decir, solo mida desigualdades sociales, capacidad de los países para poder repartir mejor su propia riqueza.

Y por delante de España (países que saben repartir mejor su propia riqueza entre sus habitantes) tenemos a Portugal casi pegados a nosotros, pero también a República Checa en el puesto 5. Los primeros puestos los ocupan Noruega, Eslovenia, Islandia, Suecia, República Checa, Eslovaquia, Países Bajos, Finlandia, Ucrania, Bielorrusia y Bélgica. No todos son puestos positivos.

Pero si comparamos a nuestros vecinos con España vemos que Francia está en el puesto 25. Que italia está en el puesto 35. Que Alemania esté en el 18. O Polonia en el 30. Mientras que Reino Unido se encuentra en el 42. Efectivamente los EEUU están en el puesto 123 entre 160 lo que nos da una muestra de que copiar en reparto laboral o comercial a este mastodonte solo beneficia a los que se encuentran en la zona más alta de los ingresos. Puestos típicos donde se asientan países como México (123), Chile (143), Brasil (146), China (156) o Venezuela (85).

Nota.: Este índice tiende a la modificación constante, pues los cambios de gobierno y leyes o normas entre países hacen que que las centésimas se muevan entre diferentes años. Afecta mucho el reparto de riqueza entre países según quien gobierna. No tanto la riqueza total del país como quien es el que se lleva las mejoras o los problemas. En épocas de crisis el índice tiende a aumentar, por el desigual efecto de la recesion en las distintas capas de la sociedad

Esta familia mexicana ya disfruta de su TTIP y siempre tiene trabajo

Es una familia de recolectores de fruta de la Baja California en México. Ganan en la familia al cambio entre 220 y 300 euros al mes por trabajar de sol a sol recogiendo fresas o frutas de temporada que luego se vender a precios caros en mercados de su vecinos en EEUU o se exportan a Europa. Es la imagen del abuso laboral, de como teniendo trabajo se puede ser pobre de solemnidad. Son esclavos de su obligación de comer todos los días para no morir. Su vida es de la chabola de madera al campo de la futa del terrateniente y del campo a dormir a la chabola en la ciudad de San Quintín, en el sur de la ciudad fronteriza de Tijuana. Viven en un país que creemos democrático, con acuerdos comerciales con EEUU muy parecidos al TTIP que va a firmar Europa con ellos en parecidos términos. Nunca han estado desempleados. Sus tres hijos serán el futuro.
Imagen de Reuter.