2.3.15

Algunos viven de nuestro dinero y trabajo. Y no sabemos defendernos

Ayer Ébole en su programa Salvados nos mostraba lo que se enseña en algunas escuelas sobre cultura financiera, sobre lo más básico para defenderse de los bancos, auténticos sapos que te pueden ayudar o destrozar. Y nos entraban dudas, muchas dudas sobre si la manipulación educativa puede llegar a ser tan fina como para engañar desde el inicio a los jóvenes, potenciando un capitalismo a la medida de quien inventa los métodos educativos.

Os dejo una viñeta de Ferrán, del año 2013 que refleja otra duda y es sobre la actualización formativa o no de lo que realmente es el presente. Pero sin duda los jóvenes y los adultos, debemos saber mucho más de nuestro dinero en todas sus vertientes, desde el valor real y sus trampas, de los impuestos e ingresos por nuestro trabajo, o sobre las maravillosas acciones de los que saben vivir de nuestro dinero y trabajo. Les facilitamos que vivan de lo que nos corresponde a nosotros, simplemente sabiendo menos que ellos a defender nuestro esfuerzo y el beneficio de nuestro trabajo.

Mi voto vale el doble que el tuyo. Gracias por no querer ir a votar

También la derecha tiene frases de sentido común aunque sean tomadas de otros. Decía Albert Rivera de Ciudadanos que hay que hacer política pues si no, otros la harán por vosotros. 

Por cada voto que no depositáis, hay un voto de otra persona que vale doble. Por cada persona que no quiere intervenir en su sociedad, hay una persona que con los mismos actos que ya hacía, su importancia social y política es doble gracias a que le dejas decidir en el espacio que te pertenece a ti.

Tú nunca sabes si quien toma posesión de tus decisiones es fascista, comunista, anarquista, socialista, de centro, liberal o un bobo. Pero esa persona ha tomado tu decisión, tu representación social y se la ha sumado matemáticamente a la suya que a partir de ese momento ya vale el doble. Y no ha hecho nada para ganarse tu voto, simplemente se lo has regalado tú.

No quiero motivarte para que votes, tú mismo. Pero te aviso, si no quieres intervenir, mi voto valdrá el doble o el triple. O diez veces más, nunca se sabe. Y eso es peligroso.

27.2.15

El BOE nos enseña a ser religiosos y a entender el adviento

Si quieres aprender (o desaprender) haz clic
Cuando somos capaces como sociedad y como gestores de la misma, de publicar en el Boletín Oficial del Estado lo que es Dios, lo que es la virginidad, y sobre todo lo que es el adviento —que yo pensaba que era un viento fuerte o las ganicas del Corte Inglés por vender más— uno ya se marea y decide con calma borrarse de este santo país y escapar a las montañas.

Yo no sé si estos papeles son broma —creo que si— si son por el contrario un catecismo aprobado y bendecido por seglares, o es mas bien un motivo más de preocupación. 
 
Siempre he pensado que era más rentable sociológicamente para la propia religión separarse del Estado, para demostrar que ellos están por encima de todo. Pero queda demostrado que si no es viviendo a las faldas de papa Estado, no saben rentabilizar sus verdades
 
El día menos pensado vemos en el BOE las directrices para cazar caracoles en las curvas, mientras con una mano tienes que llevar la bolsa de plástico. Jope.

26.2.15

Los del 78 nos estamos cabreando del desprecio de los que se creen "nuevos"

Se empeñan desde Podemos y Ciudadanos en hablar de los del 78 con desprecio, como si los que vivíamos en el 78 fuéramos lapas en el 2015. Gracias a miles de españoles como yo, de los que nacimos en el 56 o en el 52 o en el 60, hoy tenemos democracia en España. ¿Jode leerlo? Pues el desprecio a los del 78 también.

Tuvimos que admitir una Constitución que sirve para mucho pero que se ha ido desarrollando como le ha dado la gana a los que en cada momento cortan el bacalao del negocio, pero no está siendo hoy como la idearon los del 78, que intentaron engranar desde los poderes de la dictadura, un marco viable y democrático que sirviera para avanzar hacia una democracia europea. Todo se queda viejo, menos las ideas y los deseos de libertad. Aunque algunos crean que están inventando algo muy diferente a lo que ya se inventó hace veinte siglos o se teorizó hace un siglo.

Ni los que se están presentando en el año 2015 a las elecciones han nacido hoy —pues en Podemos también hay gente que nació en el 58 o en el 54— ni los del 56 somos unos somardas que en el 78 no sabíamos por donde tirar. Muchos pasamos hambre de niños, nos dimos cuenta de la falta de libertad en la adolescencia, recibimos hostias en la cara o la espalda de jóvenes, tuvimos que correr con el miedo del dictador detrás o aprendimos a leer comprando los libros fuera de España. Muchos NO votaron la Constitución del 78 o lo hicieron tapándose la nariz como mal menor.

Hoy gozamos en este país pobre,de una pandilla de imbéciles gobernando sin miramiento social, pero sobre todo por que la mayoría de los españoles les eligieron por mayoría absoluta. Tan mayoría absoluta tienen, que tras demostrar que no gozan ni de puta idea para resolver los problemas de nuestra sociedad ni camino que les separe de la pobreza mental, mientras siguen apareciendo en los sondeos como los que más votos reciben. ¿También de que el PP esté en el poder tenemos la culpa los del 78? ¿yo también, que ni los he votado nunca ni los votaré?

No se me ocurriría hablar mal de la República del 31 por respeto, aun sabiendo que se cometieron errores por todas la partes. Ni de la Transición del 78 aun habiendo sufrido el desencanto del 83, como el que más. Y desde luego mucho menos osaría despreciar a mis padres por haberse metido en una guerra civil y haberla perdido o ganado, que no sé qué fue peor para echárselo en cara.

Yo estoy seguro que a Podemos les tendremos que enseñar a gobernar, si se dejan, tras el 2015. Así que voy a quererlos, pues me los tendré que encontrar en el mismo despacho de barrio desde el que los del 78 intentamos resolver problemas de los ciudadanos que sufren desde hace bastantes años. Siempre desde la izquierda de CHA.

Filosofía política del candidato Ángel Gabilondo

Ángel Gabilondo puedo resultar la salvación de un PSOE sin rumbo, que curiosamente les puede sacar de la hecatombe un independiente que ayer en su presentación gustó tanto a los medios y a los militantes, que muchos han dicho estuvo mejor que Pedro Sánchez. ¿Pero qué dijo en tono sosegado, sarcástico y a veces casi humorístico pero siempre con doble intención? ¿Sirven gran parte de sus ideas para toda la izquierda hamanista?

"La honradez es la mejor política"

Él se sentía orgulloso para afrontar el reto de trabajar juntos por los ciudadanos de la Comunidad de Madrid

 “En estos momentos en que mucha gente está viviendo una situación muy difícil”

“El partido sólo es decisivo si trabaja por y para la sociedad. No es la sociedad para el partido, sino el partido para la sociedad”

“Hay que salir a la calle para construir un proyecto abierto a los ciudadanos, plural, dirigido a una mayoría y con compromiso social”.

 “No estamos aquí para decir que venimos convencidos de lo que somos, sino para construir una mayoría”, y esto pasa por no marginar ni desconsiderar a nadie”.

“En estos momentos en que mucha gente está viviendo una situación muy difícil, el partido sólo es decisivo si trabaja por y para la sociedad”.

“Hay que ser valientes como tantos ciudadanos y familias que en coyunturas difíciles han desarrollado redes de solidaridad”.

“En política ser independiente no es ser indiferente”

“hay que plantear soluciones solventes, realistas, viables, capaces de solventar los problemas de la sociedad”.

En Madrid no sólo hay pobreza material, sino de valores, de expectativas”. 

“No estamos aquí para descalificar, sino para demostrar que somos capaces de afrontar el reto que nos ofrecen los ciudadanos con capacidad de elección”.

“Los ejes para salir de la actual situación son investigación a la innovación”

Madrid no puede ser una comunidad de clientes y de consumidores, ya que la ciencia, las artes y la cultura son valores, no actividades de tiempo libre, de fin de semana”.

Hay que reivindicar un sistema universitario  “excelente, que tiene que mejorar, mucho, pero lo que se necesita no desalentar a nadie sino más medios”.

“No queremos el poder para divertirnos, lo queremos compartido con la gente para desarrollar un proyecto en el que quepan todos y nadie se sienta excluido”.

“No se trata de descalificar a las instituciones sino reclamar que sean auténticamente justas, al servicio de la ciudadanía y gestionadas con dignidad y justicia”. 

“Hemos llegado hasta aquí para la libertad, para transformar lo que hay, por afán de justicia y de libertad. La libertad sólo es tal si hay justicia social. La libertad sólo es real si es justa”.

Hay que cambiar la indemnización por despido. Pero al revés

La indemnización por despido laboral es un absurdo mal planteado a costa de juntarse con los numerosos tipos de contrato posible, lo que convierte todo tipo de trabajo en una serie de posibilidades a cual más perjudicial para los trabajadores.

Ahora las nuevas propuestas de algunos partidos políticos van por escalonar las indemnizaciones en caso de despido según van creciendo los años de duración en el mismo contrato, desde los 8 días hasta los 33 días por año trabajado (no en dos bloques fijos de pocos días en los dos primeros años y los 33 días si son más años).

Este método, una vez más, ayuda a que se despida a los trabajadores según van llegando al primer año de trabajo para que no aumenten las indemnizaciones posibles y por ello una gran movilidad laboral en las empresas y una muy baja fidelidad y con ello también una baja productividad. Así es imposible hacer equipos válidos que se integren en las dinámicas de las nuevas empresas, las que tienen que crecer y crear riqueza nacional.

¿Fórmula? Pues justamente al revés. Una indemnización de 33 días por despido en el primer año de contrato, que iría bajando progresivamente según aumentaran los años de trabajo con el mismo contrato. A partir de aquí a negociar con sindicatos. Por ejemplo para explicarlo mejor: al segundo año 30 días, al tercer año 26 días, al cuarto año 25 días, del quinto al décimo año 23 días, del décimo al quinceavo 20 días por años trabajado. U otro cualquier acuerdo.

Esto es un simple ejemplo por lo que el numero de días no tiene nada que ver con la realidad que se pueda acordar. Desde los 45 días por año según contratos y fecha de inicio de estos a los 0 días de indemnización de los contratos en prácticas actuales. Lo que es vergonzoso es que haya trabajadores con tan diferentes modos de protección social. Y siempre sin afectar a los derechos adquiridos por contratos anteriores.

25.2.15

"No vuelva usted por aquí" es una frase antidemocrática

No vuelva usted aquí a hacer y a decir nada. Ha sido patético”

Con estas palabras tan simpáticas y antidemocráticas cerraba su intervención un Presidente de Gobierno que deseaba impedir las palabras del líder de la oposición en el Estado de la Nación. No lo seguí, me da igual los contenidos vacíos de unos discursos, pero ese desprecio, ese tono antidemocrático, refleja claramente a quien tenemos para gestionar este santo país llamado España. La soberbia tapa todas las mentiras que se dijeron, simplemente fotografían el momento, las personas, las formas de un momento en la historia de España que deberemos olvidar sin olvidar, para que nunca más lo tengamos que repetir.