28.1.15

Yanis Varoufakis estaba de moda antes de ser ministro. Ahora toca amarlo u odiarlo

Yanis Varoufakis se ha puesto más de moda, y digo más pues los que ya leíamos temas económicos desde antes, le seguíamos en los pocos textos que traducidos al castellano nos llegaban para los analfabetos del inglés como este pobre servidor. Ya era conocido y no solo por su blog o Twitter sino sobre todo por sus opiniones económicas muy diferentes a las que nos quieren imponer desde Europa, pero siempre sin romper con nada, asumiendo que hay cosas válidas en este sistema que al igual que sirven para beneficiar a una clase social, pueden servir para beneficiar al resto de clases sociales.

Yanis Varoufakis no quiere sacar a Grecia del euro, cree que el euro es el mal menor de los problemas de la Europa empobrecida por "los otros", y que desde el euro se pueden resolver los problemas mucho mejor que desde fuera. Si los culpables del empobrecimiento de Grecia o España quieren permanecer dentro del euro, no hay motivos para pensar que tengamos que abandonarlo los que somos además de inocentes los que sufrimos los embates de los culpables. Con el euro también se pueden hacer políticas sociales válidas para los trabajadores.

Yanis Varoufakis sabe como Ministro de Economía que contra Europa no se puede jugar a la guerra. Pero también sabe que Europa no puede jugar contra Grecia pues Grecia es Europa y no encajaría nada bien en la política internacional que Grecia dejara de ser Europa. Simplemente por que en el mundo no se puede desaparecer, ser "nada". Si Grecia deja de ser Europa y ser euro, podría ser China, Rusia o algo peor. Y eso no se lo perdonaría los EEUU a una Europa modorra.

Y lo peor de todo es que si Yanis Varoufakis lograra fuera de Europa levantar a una Grecia herida, se hundiría definitivamente la Europa del futuro y todos sabemos de qué manera solemos jugar en Europa a hundir a Europa. Si salva a Grecia desde dentro siempre podría decir Europa que ha sido gracias a las ayudas europeas. ¿De qué manera puede dominar mejor Europa a las débiles España, Portugal, Italia o Grecia? ¿Desde dentro de Europa o desde fuera? 

Estamos engañando a los jóvenes españoles y eso es grave

Estamos engañando a los jóvenes españoles, pero también a los griegos, a los italianos, portugueses, franceses o irlandeses. Estamos jugando con ellos y nos va a salir muy caro este juego pues ellos solo pueden actuar con violencia o con abandono y no sé qué es peor para las sociedades europeas que asisten impávidas sin moverse.

Los jóvenes tiene que trabajar YA. Esto es obvio pero nadie se lo cree. Pero por obligación social, pues si no será imposible que esta generación de jóvenes se adapte al esfuerzo diario, al duro trabajo para lograr metas de excelencia, para que se trabaje en equipo, amando lo que se hace. Los jóvenes ya no lograrán engancharse al mercado laboral productivo de calidad, pues están perdiendo sus conocimientos y sobre todo sus ganas, sus creencias en la sociedad laboral y en el esfuerzo por hacer las cosas bien.

Pero además los jóvenes son el futuro y el motor del consumo básico, son el recambio social que hace mover los mecanismos de producción y compra. Hoy como muy bien dice hoy un digital español, el estado de bienestar de los jóvenes son sus propios padres. Pero los activos que se tienen que gastar los padres en sus hijos son activos que no se gastan en ellos, es decir, menos consumo total, menos producción interna consumida, menos impuestos recaudados.

Es imprescindible que los jóvenes se pongan a trabajar. Con suma urgencia pues los años corren y afectan cada vez más a una generación casi irrecuperable ya, para una España que debe retomar el motor del funcionamiento social. No se trata solo del empobrecimiento actual, es cuestión de que este empobrecimiento no se enquiste en cada vez más jóvenes europeos. ¿Cuantos jóvenes españoles son ya vidas perdidas para la sociología del futuro por una mala planificación económica, laboral, social y formativa?

26.1.15

El PSOE no sabe trabajar en equipo con otros partidos

Susana Díaz ha hecho en Andalucía lo que beneficia al PSOE andaluz, adelantar las elecciones para que IU caiga a su tamaño actual, y Podemos no sea capaz todavía de tener un equipo con capacidad. Jugada maestra para sus intereses, y hay que decirlo así. ¿Pero de donde se cree el PSOE andaluz que va a sacar los votos Podemos, solo de IU?

Andalucía no necesitaba estas elecciones anticipadas ni había problemas serios de gobernabilidad. Lo que es cierto es que IU no podían ser ni los criados ni los carteros de los socialistas. Y es que simplemente el PSOE lleva muy mal gobernar junto a otros partidos, sea en Andalucía o en Aragón. Sobre todo si sus compañeros son también progresistas. El PSOE es celoso, tiene miedos absurdos, es incapaz de trabajar en equipo, de avanzar en los proyectos sin querer salir siempre en la foto como "el único". El ejemplo en las formas del PSOE zaragozano es una manera propia que tienen de no admitir que gobernar en minoría es de políticos abiertos y colaboradores con la sociedad.

Susana Díaz puede equivocarse en su decisión andaluza por varios conceptos no sujetos a los hilos socialistas. Uno: que Podemos sí sea capaz de formar equipo de prestigio. Dos: que los andaluces vean la trampa y les den algunos de ellos la espalda. Tres: que el PP sea capaz de explicar las incapacidades de los incapaces. Cuatro: que fueran capaces de unirse en una sola candidatura los partidos realmente de izquierdas.

Cualquiera de estos factores podrían convertir al Parlamento Andaluz en mucho más complejo de gobernar, y con ello quedar demostrado que ha sido un error que no buscaba una gestión para Andalucía mejor. En estos momentos el PP es el partido más votado en Andalucía, que está demostrando ser más conservadora de lo que nos podemos imaginar lo que vivimos fuera de un territorio muy religioso, con unos condicionantes sociales asumidos de una manera muy diferente a como los entendemos en el norte de España.

Grecia es el laboratorio donde España va a probar su futuro

Tras Grecia viene Andalucía en un año electoral de lo más entretenido donde los cambios políticos van a configurar el camino de la nueva política. Y de las nuevas decisiones. Y esperemos que haya margen para esas nuevas ideas, pues nadie es capaz de imaginar un escenario donde los nuevos proyectos políticos fracasasen. Fracasar tras destruir lo viejo supone quedarse desnudo ante la violencia de una sociedad muy asqueada con casi todo.

Grecia y Syriza va a ser el laboratorio en el que aprenda Podemos, es decir el futuro de España. ¿Pero solo va a quedar en España la opción de Podemos? 

Sería un inmenso error político del que seríamos todos responsables, que junto a las opciones totalmente nuevas no existiera una posibilidad de diversas políticas con experiencia, aunque fuera gestionando desde la oposición los nuevos caminos e identidades. 

En Grecia junto a Syriza van a entrar hasta seis opciones políticas estatales bien diferentes en un Parlamento nuevo que puede ser una jaula de grillos. Dos opciones socialistas, una opción comunista, una de independientes, otra de extrema derecha más la conservadora y mayoritaria como oposición. Todo un abanico de dificultades minoritarias pero necesarias casi todas para que se configure una representación social amplia y democrática.

En España junto a un Podemos en ascenso sobre todo si Syriza lo hace medianamente bien, tendremos también un PP como líder de la oposición. Un partido socialista que nadie se atreve a medir en su declive. Dos opciones que dicen llamarse centristas como Ciudadanos y UPyD, una opción comunista una vez limpios de paja como IU y varias opciones nacionalistas muchas de ellas conservadoras. Como vemos casi un espejo al Parlamento de Grecia.

Grecia va a ser el laboratorio donde los españoles vamos a fijarnos desde la grada. Quedan pocos meses para jugar con la gaseosa.

25.1.15

El Pasok griego ha muerto. ¡Viva el Pasok!

Todo parece indicar que el PASOK griego ha muerto. ¡Viva el Pasok! Sería la única exclamación que podríamos añadir a una muerte anunciada por los desatinos en su dirección política y en su saber adaptarse a los nuevos vientos. Esto no es de ahora, sino una caída que lleva años gestándose sin que nadie desde dentro haya sabido encontrar la medicina adecuada para evitar su muerte.

Un partido que en algo más de dos décadas pasa de un 45/48% de los votos a incluso menos de un 5% sabe que además de cambios sociales existen cambios internos y políticos que los han llevado a la nada. Cuando veas las barbas de tus vecinos mojar, lo mejor es rasurarse o ponerlas a remojar para que te pillan prevenido. En Zaragoza no entraría ni en el Ayuntamiento.

No es que hayan fracasado las ideas socialistas, simplemente es que se han devaluado por no saberse explicar y por jugar con ellas hasta torcerlas y retorcerlas. ¿Cuántos griegos o españoles sabrían explicar en qué consisten la ideología social o económica del socialismo europeo? ¿Cuántos griego sabrían explicar las diferencias ideológicas reales entre el Syriza actual y el Pasok del año 1977?

Un partido como el Pasok que en solo 3 años es capaz de pasar del 44% al 13% de los votos entre 2009 y 2012, es un partido sin rumbo, sin cabeza, sin remedio. Más si hoy cosecha como todo apunta menos de un 5% del voto, quedando en sexta posición política.

Cuando las sociedades se mueven y se modifican las clases sociales hasta entrar en empobrecimientos salvajes, es normal que las personas busquen culpables y busquen salvadores. Sucede en Grecia pero también en España. Ya no es solo la ideología, es también la búsqueda de los que han tenido algo que ver con la responsabilidad de la situación que tienen que sufrir. Y eso acaba con las tonterías del trampantojo político de algunos.

24.1.15

Vuelve Aznar. Que se preparen Rajoy y las encuestas

Como amigo este blog de analizar los ejercicios de comunicación política, debo reconocer que pocos discursos en los últimos meses —por no decir años— han sido tan de libro, tan bien estructurados, tan de estadista popular y populista, tan beneficiosos para sus propias ideas, que el realizado por José María Aznar ayer en la Convención Nacional del PP.

Aznar ha vuelto aunque él diga que no, sabiendo que cambia sus palabras para seguir estructurando un nuevo proyecto. Ha vuelto sin saber tan siquiera si le van a dejar entrar, pero ha vuelto hablando, explicando, diseñando el futuro que ellos ven para España, empleando la pedagogía política y social aunque sea la suya, diseñando un diagnóstico de España y del Partido Popular y lo que es más importante recetando todo un gran listado de fórmulas magistrales para curar los trastornos y las enfermedades más graves.

Queda claro que a Aznar le creerán de entrada solo parte de los suyos, otros desde dentro ya le odian desde hace tiempo, y que su discurso solo busca amplificarse para que cale en la sociedad que lleva años escondida en la miseria y sin oír un discurso conservador que sirva para algo. Ha vuelto Aznar con todas las de la Ley y espera que los gritos de los medios le reclamen como el Gran Salvador. Solo remarcar dos frases que harán las delicias de los actuales dirigentes del PP que se están rascando las legañas para despertarse.


¿Dónde está el Partido Popular?
¿Aspira realmente el Partido Popular a ganar las elecciones?

Pero Aznar no solo da consejos al Partido Popular y a toda España. Bueno es él como para quedarse solo en eso, tras saber —e insistir sin que se note— que la filosofía Popular pasa por ser el Padre protector que ayuda a todos los que tienen problemas desde el orden y la Ley. Suena cojonudamente pero es la filosofía que sirve para que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres, no hay que caer en las trampas filosóficas bien diseñadas desde hace siglos. Todo esto es de libro, de Primero de Políticas. Pero sigamos.

También dio diagnósticos para la izquierda en plan consejo y como amigo y deseoso de tener rivales dóciles contra los que ganar. Y nos mostró su idea de lo que realmente sucede en la izquierda, que viniendo de él resulta además de bastante cierta, para coger con detenimiento y hacerla caso. Y no lo digo con sarcasmo.

¿Quién ofrece para España un proyecto creíble, en el que confiar y que pueda ser útil? No lo tiene la izquierda que está dividido en tres: los que han decidido hundir su propio barco, los que están en la inopia y lo populistas. A todos se les cayó encima el Muro de Berlín y a algunos se les va a caer ahora los cascotes del fracaso del chavismo

En realidad en esta frase está contenido todo el mensaje de ataque que el Partido Popular va a dirigir contra la izquierda española en las próximas citas electorales. ¿Sabremos desde la izquierda defendernos?

Parecemos atados a Madrid y Sevilla. ¿Y el resto?

El trabajo de fontanería política de Susana Díaz contra Pedro Sánchez la imposibilita para ser Presidenta de Gobierno de España. En todos los partidos políticos hay fontaneros, es una figura necesaria incluso, pero siempre se elije para ello a uno de entre los más listos pero que nunca quiera aspirar a gobernar la institución mayor. Es incompatible trabajar desde dentro de la fábrica de trampas y querer además tener prestigio para gobernar desde los lugares donde hay mucha luz.

El trabajo de Susana Díaz está bien que lo haga ahora Zapatero, pero ya es tarde pues se ha notado la trampa de los cubiletes. Lo de menos es que lo haya notado el votante del PSOE, menos el afiliado del mismo partido pues ya sabe que los fontaneros existen y son necesarios, pero una vez que sale a la luz las trapas de las cloacas, es muy complicado apagar la luz. Les hemos visto la cara a todos y sabemos qué tipo de pasamontañas emplean.

Al PSOE le deberían haber recetado mucha calma, sobre todo interna. Cuando se eligió a Pedro contra Madina tenían la ocasión para haber acertado o para equivocarse. Después de eso ya no quedan más remedios que esperar resultados de todos los ciudadanos. Si Susana Díaz quería gobernar debería haberse presentado ella y no desear que quien fuera elegido fuera un simple títere en manos andaluzas. Simplemente por que hay muchos que todavía no se han enterado que España es mucho más que Andalucía, incluso está como está precisamente por anteponer Andalucía a la suma de todos. Parecemos atados a Madrid y a Sevilla. ¿Y el resto?